Año

Género

Obra

Estreno

1965

Clown

Maxi and Cardy

Málaga

 Cuando me escapé de Barcelona a Málaga para liberarme de los condicionamientos familiares y sociales de mi ciudad, fue allí donde mientras frecuentaba la compañía de teatro de Doña Ángeles Rubio Argüelles, Condesa de Berlanga y viuda de Cecil B. De Mille (algo de Hollywood había en Málaga), pude a su vez encontrar a un violoncelista holandés de nombre Gert Kretz a quien convencí para que montásemos un número de clown y música. Creamos conjuntamente la pareja Maxi y Cardy.

En este número que presentamos en un cabaret de Málaga, mi amigo Gert aparecía con su violoncelo vestido de frac y lleno de medallas y condecoraciones que, entre otras cosas, había ganado en su exitosa carrera de músico. Hacía su entrada luego el clown Maxi que con una serie de cómicos movimientos intentaba deshacerse de una goma de mascar que lo mantenía irremediablemente pegado al suelo.

No es difícil adivinar que esta lucha por liberarse del suelo, era la transgresión de la lucha interior que se iba afirmando en mí para volcarme definitivamente en la vocación de cómico de cine mudo, aunque nacido en una época que sabía yo que no encajaba con mis sueños de inocencia.