català

español

ENGLISH

Year

Category

Work

 

1978

Short film 35mm, 12 minuts

El consumidor

 

 

Aquest curtmetratge tancava una trilogia  del llenguatge  surrealista i  crítica social.

Aquí el personatge, es veu submergit  en un mar  d'ansietats irresistibles comprant  cada vegada més i més, nous productes de consum.

CREDITS

 

Script and direction

Production

Assistant of director

Photography

Post production

Costumes

Actors:

Albert Vidal

P.C.Teide / Josep Maria  Forn

Maribel Melero

Jordi Morraja

Teresa Font

Rosa Español

Albert VIdal, Domènech  Ràfols, Fuensante Alonso,

Fèlis Puig,  Toni Jodar,Xavier Collellmir, Carme Grau,

Alvaro de la Peña, Just Martínez, Lluis Ayesa, Albert Puigmartí

Fotografies Jordi Morraja

PRESS

Pdf. Mundo diario. Film catalán en Varsovia. Xavier -Daniel. 21 junio 1978

 

EL CONSUMIDOR

 

 

Una serie de situaciones teatralizadas nos denuncian esos conceptos  genéricos que configuran esta "sociedad de consumo": la oferta agresiva de los nuevos productos (electrónicos,electromecánicos,electromagnéticos, ... sin los cuales nos sentiremos desgraciados, y que sin embargo su posesión acumulada puede alinearnos, .... Los personajes vehiculan "conceptos" arquetípicos, su actuación tiene un cierto  aire de mimo. El contexto/decorado refuerza por su idoneidad y simplicidad esa plasmación intencionada de aquellos "conceptos": un "600", turmix, teléfonos...

Una serie de manos impersonalizadas "ofrecen" primero, y obligan luego.

El film denota un muy buen nivel de producción, quizás un nivel desacostumbrado en el mundo de los cortos por estas tierras. La realización y actuación es también muy loable. En fin es uno de los cortos más interesantes de la producción española.

Y, sin embargo, el público (¿quizá sea lógico?) primero se le nota incómodo, luego molesto y finalmente inicia una tímida protesta.

EL CONSUMIDOR  es un film suicida. Su producción reclama la difusión dentro de los circuitos comerciales, y en  la mayoría de salas su exhibición prologará o epilogará a la machacona serie de "spots" publicitarios. No es ninguna incongruencia, si acaso será una circunstancia difícilmente repetible, pues los exhibidores rechazarán el film. Es aquello de las piedras y el tejado propio.

EL CONSUMIDOR parte  de la propuesta distanciada, ligeramente paródica, pero lo suficientemente cercana a la realidad cotidiana como para molestar al espectador. No reproduce la estructura del "spot" pero sí el contexto en el que se inserta. Es una representación irónica.

 

MARTI ROM.Cinema 2001. No.2. Madrid. 11/1983